RETRATO:MATHIEU RIVIERE – ILUSTRADOR

MATHIEU RIVIERE - Designer Illustrator -

Hola Mathieu, ¿Puedes presentarte y contarnos algo sobre ti?

Hola, me llamo Mathieu y soy diseñador e ilustrador a tiempo completo. He vivido en Suecia ya cuatro años, en una de las islas de Estocolmo.

¿Puedes contarnos algo acerca de tu trayectoria profesional?

Ser diseñador me ha dado una oportunidad excelente de viajar y descubrir nuevos países y culturas. Después de graduarme y conseguir un Master en Diseño Industrial en la Escuela de Diseño Starte en Paris, vine a Dinamarca a trabajar para LEGO como diseñador de concepto. Volví a Paris para trabajar con Lafuma, donde he diseñado una colección de bolsos para niños. Después me transladé a Venecia, antes de volver a vivir en Estocolmo, Suecia donde actualmente diseño elementos esenciales para nuestras cocinas.

También he comenzado a trabajar como ilustrador hace unos años, para be.ez también, creando fotos que acompañen my travelogues, y ahora trabajando en algunas ilustraciones más elaboradas.

MATHIEU RIVIERE DESIGNER ILLUSTRATOR

¿Cómo describirías tu estilo en diseño gráfico? ¿Dónde dibujas cuando te inspiras y cuáles son tus influencias?

Dibujar es una actividad muy divertida, ¡como leer un libro o jugar a video juegos!. Me encanta dibujar terrazas de cafés…¡tanto como me gusta imaginar Estocolmo bajo el ataque de un pulpo gigante o un oso!

No tengo influencias específicas, excepto mi amor por las imágenes hermosas. Hay tantos ilustradores con talento y otra gente con la que he sido afortunado de trabajar y que me han influenciado de alguna manera.

MATHIEU RIVIERE - ILLUSTRATOR -

Craft MATHIEU RIVIERE be.ez

¿Qué representa be.ez para ti? ¿Qué evoca la marca en tu mente?

¡Mi mente asocia claramente be.ez con LA robe´, la icónica funda para MacBook! También el divertido nombre be.ez, que encuentro algo intrigante…

LA robe En Ville - be.ez X Mathieu Riviere -

¿Cuándo y cómo empezaste a trabajar con be.ez?

Nicolas me contactó hace nueve anos para tomar parte en el desarrollo de una nueva bolsa, siendo parte de los planes de la compañía para expandir la familia be.ez. Tuvimos nuetro primer encuentro en el Café de Lindustrie en la Bastilla, en el Distrito 11 de París, donde be.ez tiene la oficina central de la compañía. Nuestra colaboración culminó con la creación de “LA besace“, que fue seguida rápidamente por otras creaciones, incluyendo la serie “LE rush”, “LE reporter” y “LE swift”…varias de mis ilustraciones de viajes decoran algunas de las fundas, como “I Love Paris” y “Москва”.

LE rush be.ez by Mathieu RIVIERE

¿Cómo be.ez resuena contigo y por qué aceptaste trabajar con la marca?

¡Diseñar productos para consumidores nómadas y para una marca como be.ez representa una tremenda oportunidad para un diseñador! Disfruto pudiendo enfocarme en un sólo proyecto cada vez, lo que ayuda al equipo a producir el diseño más estiloso para cada nueva bolsa. Además, mi relación con la familia be.ez y Nicolas en particular se ha visto reforzada con el paso de los años. Hemos estado colaborando y trabajando juntos durante nueve años ya. Creo que es el tipo de relacción profesional – y personal – que genera valor añadido.

MATHIEU RIVIERE DRAWING

Para terminar, ¿cuáles son tus planes para los próximos meses? ¿Puedes darnos algunos detalles?

¡Voy a seguir trabajando como diseñador de productos en Suecia! Siempre necesitamos objetos con significado en nuestra vida diaria. Estoy dedicando también cada vez más tiempo a mis ilustraciones. Mi última colección, llamada LEI presenta una serie de retratos creados a partir de líneas, marcas y fragmentos de emociones. ¡Espero tener la oportunidad de mostrarlas en alguna exhibition en un futuro próximo!

MATHIEU RIVIERE PORTRAIT

Más información acerca de Mathieu:

Web : www.mathieuriviere.se

Instagram : @mathieuriviere.se

Facebook: https://www.facebook.com/mathieuriviere.se/

RETRATO: PIERRE BUDESTSCHU – DIRECTOR CREATIVO DE BE.EZ

¡Hola Pierre! ¿Puedes presentarte y contarnos also sobre ti, y tu carrera hasta este momento?

Hola, he cumplido 51 años el 2 de Abril de 2015. He vivido en Paris los últimos 35 años y soy diseñador gráfico desde 1988. Después de un muy teórico, y sin embargo, interesante curso universitario (Grado de Primer Ciclo en Artes Plásticas en la Sorbona) y unas cuantas temporadas en talleres más académicos de los cuales aprendí muchísimo, comencé a buscar trabajos en comunicación visual, donde pude combinar mi fascinación por la imagen y mi interés creciente por la tipografía.

Di mis primeros pasos en comercio antes de la era digital, trabajando como asistente freelance para el director creativo Richard Dupuy, un antiguo discípulo del gurú francés de la publicidad Jacques Séguéla (Euro RSCG). Esto me dio mis primeras experiencias con fechas de entrega y limitaciones de presupuesto que vienen con los pedidos y con los singulares requerimientos del mundo de la publicidad.

A principios de 1990, fui capaz de ampliar mi conocimiento del lado tradicional del comercio (por ejemplo…maquetas, bosquejos, ilustraciones, guiones y similar) cuando hice una temporda en una agencia que estaba equipada con ordenadores Macintosh.

Para mi, ¡eso fue una revolución!

En ese momento conocí a Thierry Badin, también diseñador gráfico e ilustrador, con el cual fundé el estudio de diseño gráfico La Maison en 1994. Durante 18 años, hemos aportado soluciones para problemas de identidad visual que cubren desde publicaciones literarias a la industria musical, desde el mundo de la cultura al de la publicidad, desde comunicación corporativa a exhibiciones en museos…

En 2006, decidí llevar a cabo mis proyectos personales paralelamente a mi trabajo en La Maison, bajo el nombre de Voyou diseño gráfico. A principio de 2013, Thierry Badin y yo decidimos finalizar nuestra colaboración en La Maison. ¡El tiempo para que Voyou (the Yob) triunfara había llegado!

¿Cómo explicas tu trabajo a la gente que está a tu alrededor, y más especificamente a gente que no está en el negocio del diseño gráfico?

Buena pregunta…en otras palabras, ¿qué queremos decir con diseño gráfico? La mejor respuesta que puedo dar es imaginar una estación de metro empapelada con pósters en blanco, una carretera llena de señales de tráfico en blanco, estanterías de supermercados llenas de cajas sin etiquetar, un Rolex sin sus marcas distintivas, una pantalla de móvil sin interfaz visual, deportivas Nike sin su logo, botones de ascensor sin números, o símbolos, el antebrazo de un hipster sin un tatuaje…la lista es interminable. ¿No es extraño cómo el diseño, en general, y diseño gráfico en particular, – incluso si han sido una constante en nuestras vidas durante siglos – son tan difíciles de conceptualizar para nuestros semejantes?

Mi trabajo, entrances, es crear, transformar, o utilizar signos reproducibles, armoniosos y claros y organizarlos en una manera que produzca punteros visuales que la mayoría de la gente pueda entender, expresando mensajes de todo tipo, comerciales, informativos, culturales – y por qué no? – políticos.

En términos prácticos, me paso mucho tiempo delante de la pantalla de mi ordenador trabajando en ajustes de página y software para dibujo y edición de imagen. Y probablemente tanto o más tiempo escaneando visualmente (consciente o inconscientemente) los alrededores del paisaje urbano, letreros de tiendas, embalajes en as estanterías, libros y revistas, señalizaciones en aeropuertos y estaciones, etc…

¿Cuáles son tus influencias?

Mis influencias vienen, naturalmente, de los universos visuales de los años 60, 70 y 80, que dieron forma a mi mundo cuando era joven. Los libros, revistas, y novelas gráficas que solía leer, los dibujos animados, series y créditos finales que veía en TV o en el cine, arte pop, Free figuration (Movimiento de arte francés de los años 80), o los pósters chinos y rusos del realismo socialista…puede que no haya mucha evidencia en mis trabajos más recientes, pero han ayudado claramente a crear un vocabulario gráfico propio.

En términos más concretos, si tuviera que nombrar diseñadores gráficos célebres de los cuales he tomado inspiración directamente en algún momento, citaría nombres como Saul Bass (el brillante diseñador de pósters y tipógrafo que trabajó con Hitchcock en algunos pósters y créditos sublimes), Vaughan Oliver (V23, un revolucionario diseñador gráfico en los años 80 y 90 que dejó su impronta en la industria musical), Neville Brody (The Face Magazine, Arena, Font Shop, un altamente creativo y ultra prolífico diseñador gráfico, director de arte y tipógrafo), Rudy Vanderlans y Suzanna Lycko (Emigre, un dúo de diseñadores gráficos Polaco-holandeses y tipógrafos que emigraron a San Francisco a primeros de la década de los 80 y que crearon las primeras fuentes digitales con autentico carácter, diseñadas para su uso en ordenadores Mac, entre otras cosas), y el francés Philippe Apeloig. Ahora, sería difícil decir exactamente dónde puedes ver pequeñas pinceladas de esos estilos, a pesar de ser muy contemporáneos entre ellos, todos tienen características distintivas que han influenciado mi trabajo en un momento u otro.

¿De dónde viene tu inspiración?

Mi inspiración es un reflejo de los tiempos que vivimos. Cuando tu trabajo se centra principalmente en el aspecto visual – especialmente ahora, que lo visual está invadiendo literalmente el espacio público – es difícil no convertirte en una esponja. El subsconsciente juega un paper muy importante aquí, a veces inconscientemente reproduce sellos o códices que se han grabado en tu retina anteriormente. Francamente, no es la mejor parte del trabajo creativo, cuando the das cuenta de que esto ha pasado y tienes que empezar de nuevo desde cero con el sentimiento culpable de haber sido pillado robando.

Ahora se que mis mejores ideas llegan cuando no estoy en mi mesa de trabajo o delante de un cuaderno, sino cuando estoy nadando, o montando en moto, o paseando. Esto ayuda a mi concentración y me permite retroceder y tener una nueva mirada sobre un tema en el que estuve atascado durante horas en el estudio. Después, tienes que aceptar las ideas que han sido engendradas en esos momentos vagabundeando que probablemente quedan radicalmente transformados, o de alguna manera retorcidos durante la fase de ejecución. Eso puede, por supuesto, ser rechazado por el cliente, pero a menudo soy yo mismo el que lo hace estando en pos de lograr la perfección. Pero esto es lo que me parece emocionante del proceso creativo al fin y al cabo.

¿Cuándo y cómo empezaste a trabajar con be.ez?

Conocí a Nicolas Cottard por casualidad durante una cena en China con un amigo en común, hace 10 años. El acababa de lanzar su marca be.ez (se pronuncia be easy) con un solo producto, the Travel Bag, una muy inteligente funda para iPod. Nicolas me dijo que estaba buscando gente que pudiera trabajar en su V1 de la página web.

Mi actividad entonces estaba principalmente basada en imprenta, pero a veces trabajaba con mi hermana Sandrine (ocupabamos el mismo estudio en aquel tiempo) en la dirección artística de las webs que ella estaba desarrollando. Nos intercambiamos nuestros detalles de contacto, y Nicolas vino a visitarnos un par de semanas después en Paris, para resumirnos lo que estaba buscando y explicarnos la mentalidad que él intentaba crear para la marca be.ez.

Después de aquel momento todo fué bastante rápido. A pesar de la distancia entre nosotros, con él en China y viajando alrededor del mundo para promocionar su marca, y nosotros en Paris, la página web cobró vida rápidamente y sin complicaciones. Nicolas, casi inmediatamente validó una de las propuestas gráficas que le enviamos, y Sandrine manejó la integración y el desarrollo de la página, ligada a su identidad visual.

Entonces hubo un periodo en el cual estaba en contacto con be.ez sólo a través de Sandrine, que en alguna ocasión me consultaba para validar alguna de las decisiones sobre diseño gráfico que ella tenía que tomar, cuando actualizaba la página o integraba nuevas páginas, for ejemplo. Nicolas se pasaba for el estudio a saludar cada vez que estaba en París, y comenzamos a tener una relación más cercana.

En verdad, he tenido algunas malas experiencias con clientes entusiastas que me piden crear sus logos o identidades visuales, etc…para proyectos que a menudo no van a ninguna parte, y estuve gratamente sorprendido al ver que rápidamente las nuevas referencias salir de la nada en la pagina de be.ez…mostrando que nuestra colaboración estaba sirviendo para un propósito util.

Recuerdo, entre otras cosas, cuando aparecieron las primeras robes y ¡empecé a medir su popularidad entre Mac addicts cuando vi el número de diferentes modelos que Sandrine seguía añdiendo a la web!

Llegó entonces el momento de reajustar la web, que no tenía posibilidades al haberse quedado pequeña. Nicolas, una vez más nos consultó sobre la dirección artística, y después me pidió que trabajara con él en la creación de los diseños para la edición limitada de robes (LA robe Moorea, LA robe Crossroad, LA robe Moorea Vintage, LA robe Dots… y otros modelos que se quedaron for el camino) Para el lanzamiento de La Robe Moorea acompañé a Nicolas a Tahiti para hacer algunas fotos estilisticas en la isla de Moorea con una modelo local, una joven llamada Téhina… Un viaje de 48 horas y 3 días en la localización que ocupamos lo mejor que pudimos…Siendo honesto, nos vimos forzados a volver dos años después para el lanzamiento de LA robe Moorea Vintage (ok, no lo mencionare de nuevo).

No sé si esos dos viajes con Nicolas (y algunos otros, como a Berlin o las Vegas para los eventos de comercio internacional IFA y CES, o a Bali) fueron decisivos para consolidar nuestra colaboración, pero lo que puedo decir es que en ese tiempo – en el que era un proveedor de servicios externo – empezó a pensar en incluirme en la familia be.ez de una forma más radical. En cualquier caso, ahora hace dos años desde que me convertí en parte de be.ez con el gran status – aunque confortable en el papel – de director creativo.

¿Cuál es tu papel en be.ez y qué conlleva tu trabajo?

El Director Creativo es el custodio de la images de la marca. Mi paper es el de tener una vision global de todas las creaciones visuales que van a ser usadas como materiales de comunicación de be.ez, y asegurarme de que el ADN de la marca se respeta. En unos términos más concretos, divido mi tiempo entre supervisar, aconsejar y a veces hacer correcciones del trabajo creativo que llegan desde el joven equipo creativo del estudio de diseño, y de la creación original de logos, panfletos, ilustraciones, embalaje, páginas web, etc…con el objectivo de homogeneizar y dar consistencia a la identidad visual de be.ez. El desafío en esta misión se centra en mantener la imagen de marca avanzando y adaptándose a los cambios incesantes en un mercado que evoluciona constantemente.

¿Qué the gusta del universo be.ez? ¿Cómo te identificas con él?

Como empecé a trabajar para la marca como externo, o casi (la tinta del logo aún estaba fresca) y nunca he dejado de verlo con un enfoque profesional, es difícil de separar las percepciones del universo be.ez de mis emociones hacia el equipo detrás de la marca.

Aparte, creo que hay una consistencia real entre la mentalidad de Nicolas Cottard para manejar la organización y lo que refleja en los productos be.ez. El común denominador de esas dos dimensiones es desde mi punto de vista un placer. La energía que Nicolas pone en sus proyectos es muy contagiosa y en consonancia con el primer eslogan de be.ez bolsas para una vida móvil, que evoca el movimiento mientras a la vez lo relaciona con la relajación y la alegría que da la movilidad. Y no es una coincidencia que él frecuentemente deje colarse la expresi;on pasada de moda yum yum cuando hablamos del diseño de un nuevo producto, refleja de un modo bonito la mentalidad que sigue atrayéndome de be.ez.

Con tu agencia, no solo trabajas en proyectos para be.ez. ¿Qué clase de clientes o proyectos sueles tener?

Ya he respndido parcialmente a esta pregunta cuando he hablado sobre mis años en La Maison, donde tuve la oportunidad de trabajar como diseñador gráfico en un amplio abanico de proyectos. Aun hoy mantengo esa capacidad de adaptación no rechazando ninguna oportunidad de descubrir gente nueva y nuevas ideas, incluso en sectores donde no se nada y sé que me pondrá cara a cara con con diferentes universos y problemas de comunicación, tanto culturales (crear visuales para eventos nacionales recurrentes o trabajar con arquitectos en la puesta en escena de sus exibiciones), entretenimiento (aún algunas carátulas de CDs, a pesar del inexorable declive del mercado, y algunos, y raros, pedidos para pósters de cine), la industria farmacéutica (informes de negocios, comunicados de prensa, pósters…oh, sí… algunos serios de verdad), editoriales (portadas de libros, principalmente para jóvenes) o más recientemente el mundo de los cosméticos de lujo (creando kits de prensa para lanzamientos de perfumes, diseñando invitaciones, señalizaciones para eventos, y otros).

Hablando de eso, ¿cuáles son tus planes para los próximos meses? ¿Puedes contarnos algo sobre ello?

Por supuesto. Ahora estamos en Agosto, que es tradicionalmente un mes lento en la industria del diseño gráfico. La mayoría de los dossiers para la temporada post vacacional fueron terminados en Julio, y todo el mundo hace lo que puede para tomarse un respiro antes de volver al trabajo en Septiembre. Siendo autónomo, no soy una excepción a la regla cuando los pedidos empiezan a llegar, lo inundan todo, dejando muy poco tiempo para que el diseñador gráfico sueñe con tomarse unas largas vacaciones (en Tahiti), y cuando las cosas están tranquilas, aparece el estrés y el miedo de no ser capaz de poner la maquinaria en marcha de nuevo. Si bien puedo manejar el estrés mucho mejor de lo que era capaz hace algunos años, -gracias a una sólida red de leales clientes- no puedo evitar tener pensamientos oscuros a veces acerca de mi futuro en una industria que no ha sido respetada por la crisis…

Felizmente, tengo bastante trabajo con be.ez, con un montón de cosas nuevas programadas para Septiembre, colaboraciones y asociaciones entre la marca y un número interesante de eventos culturales, el rediseño integral de la página web de be.ez y por supuesto algunos nuevos productos yum yum ´ para marcar el 10º aniversario de la marca. Así que creo que voy a necesitar estar totalmente disponible, manteniendo el ojo abierto con todo eso.

Página Web: http://www.voyou.fr